El enemigo silencioso de la felicidad es la ansiedad

La ansiedad es un estado mental que se ha convertido en el enemigo silencioso de la felicidad, ya que nos genera mucha inquietud y una gran inseguridad que no nos permite ser feliz. Cuando la ansiedad aumenta nos provoca malestares significativos, sobre todo si es patológica, afectando nuestro estado de salud considerablemente.

A ciencia cierta, no se ha podido determinar la causa exacta que genere la ansiedad, pero existen factores que pueden influenciar su aparición. Algunos de ellos son factores hereditarios, eventos traumáticos, sufrir de estrés, el ambiente donde vives, vivir cambios radicales, entre otros.

Los síntomas de la ansiedad pueden variar y se pueden dividir en grupos, como: físicos, psicológicos, conductuales, cognitivos y sociales. Los más comunes son temblores, falta de aire, taquicardia, náuseas, vómitos, mareos, sensación de peligro constante, inseguridad, impulsividad, bloqueos, confusión, falta de concentración, dificultad para expresarse, irritabilidad, etc.

Si sufres de ansiedad, poco a poco este trastorno va haciendo un lado la felicidad y tu salud general, por ello debes buscar la manera de combatirla, bien sea con ayuda profesional, o a través del autocontrol, meditación y relajación para los casos menos graves, evitando así los momentos de crisis.

De la misma manera, que la ansiedad destruye la felicidad, tu bienestar puede eliminar la ansiedad, y muchas veces puedes alcanzarlo con trucos cotidianos.

Desconéctate de la tecnología, pasamos mucho tiempo conectados a Internet, haz a un lado ese mundo y ten presencia en el real. Aprovecha y toma 5 minutos al día para meditar y relajarte, es una manera de aislarse del mundo y frenar ese estrés interno que nos consume desde adentro, evitando también el envejecimiento prematuro.

Toma tiempo para respirar, y hacerlo de la mejor manera, tratando de mantener la mente en blanco, tomando conciencia del cuerpo y de las sensaciones. Esta forma de meditación nos ayuda a aumentar los niveles de felicidad, reducir el estrés y mejor el sistema de defensa del organismo.

Tener contacto con la naturaleza, llevar una vida saludable, hacer lo que te gusta y mejorar la relación con otras personas, te permite estar motivado, feliz y tranquilo, alejando los enemigos silenciosos de nuestro cuerpo y mente.

Esther R.

Post Your Comment Here