Meditación guiada mindfulness para eliminar la ansiedad y depresión

La meditación guiada mindfulness consiste en separar la persona de sus pensamientos para poder reconocerlos, poniendo en duda los patrones mentales, mediante una atención total al presente, teniendo peso el aquí y el ahora. El mindfulness es una forma de meditación, que su objetivo es lograr un profundo estado de conciencia durante la realización de las sesiones, usando varias técnicas para alcanzarlo. Se busca que la conciencia se relaje y no se elaboren juicios a las sensaciones, sentimientos o los mismos pensamientos.

Las sesiones de mindfulness deben realizar en espacios confortables, con temperatura agradable y libre de ruidos; aunque puede realizarse en espacios abiertos sin elementos que acaparen nuestra atención. Es importante usar ropa cómoda que no oprima nuestro cuerpo, normalmente se práctica sentado en el suelo. Es vital no generar tensión en el cuerpo ante cualquier posición que se adopte.

El mindfulness se basa en realizar diferentes ejercicios mentales que nos conducirán a la concentración y los estímulos específicos, donde la respiración juega un papel primordial, donde se debe aprender a trabajar con ella, reconocerla y dejarla fluir por el cuerpo, para mejorar el bienestar emocional.

Es importante, cuando se realizan estos ejercicios mantener una actitud neutral ante los pensamientos, no se debe juzgar si son buenos o malos, sino visualizarlos de manera impersonal, simplemente percibirlos. El tiempo nos permitirá lograr un estado de meditación profunda.

Este tipo de meditación permite mejoras en la memoria, la capacidad de concentración, la inteligencia emocional, y la autoconciencia. También se le atribuye el fortalecimiento del sistema inmune. Esta terapia se usa para tratar la ansiedad, trastornos de la personalidad, dolor crónico, etc; mejorando el bienestar y la calidad de vida de las personas.

El mindfulness puede llegar a considerarse una filosofía de vida, que junta varias técnicas de relajación, logrando el equilibrio entre lo que se siente y lo que se siente, utilizando la concentración y la percepción, liberando de la mente los pensamientos tóxicos o nocivos. Esta terapia también se le conoce atención plena, plena conciencia, presencia mental, entre otras.

Esther R.

Post Your Comment Here