¿Funciona la hipnoterapia?

¿Funciona la Hipnoterapia para ayudarte a ser feliz después de un trauma o similar?

 

La Hipnoterapia es una terapia que utiliza la Hipnosis como técnica psicológica que produce un cambio en la persona hipnotizada llamado trance hipnótico que se puede aprovechar para hacer psicoterapia.

En casi todas las culturas, y en diferentes épocas, se ha venido usando el trance como medio visionario para la sanación. En algunos rituales es el curandero o sacerdote quien entra en trance y, en otros, es el paciente quien lo hace.

Hoy en día, el trance hipnótico se sigue induciendo como forma de acceso a esa “otra mente” que se esconde por detrás de la consciencia, el subconsciente, tanto para obtener información de ella, como para reorganizar viejas creencias, hábitos o apegos.

Existen cursos de naturopatía donde podrás estudiar técnicas naturales de relajación y diversos sistemas que te ayudarán a ser más feliz basadas en la naturopatía. En la Escuela Europea Parasanitaria ESPS podrás estudiar online naturopatía y realizar prácticas en cientos de centros de toda España. Si quieres estudiar naturopatía online o en modalidad semipresencial, te recomendamos el curso de naturopatía online un curso de gran valía a nivel internacional.

Con nuestros cursos en promoción y gratis especializados garantizamos un aprendizaje efectivo a los mejores precios.

¿Qué es la Hipnosis?

La hipnosis es una técnica y un estado. Una técnica psicológica que produce un cambio en la persona hipnotizada llamado trance hipnótico. En este estado diferente de la vigilia y del sueño, se puede aprovechar para hacer psicoterapia.

También la podemos definir como la comunicación verbal y no verbal que se da entre un profesional hipnotizador (psicoterapeuta, psicólogo o médico) y un paciente o cliente, el cual es guiado para responder a las sugestiones de cambios en la percepción, sensación, emoción, pensamiento o conducta, de acuerdo a la consulta del cliente o paciente.

Orígenes de la Hipnosis

En casi todas las culturas, y en diferentes épocas, se ha venido usando el trance como medio visionario para la sanación. En algunos rituales es el curandero o sacerdote quien entra en trance y, en otros, es el paciente quien lo hace.

Hoy en día, el trance hipnótico se sigue induciendo como forma de acceso a esa “otra mente” que se esconde por detrás de la consciencia, el subconsciente, tanto para obtener información de ella, como para reorganizar viejas creencias, hábitos o apegos.

En el año 2001, el Comité de Asuntos Profesionales de la Sociedad Británica de Psicología encargó una investigación sobre la Hipnosis y sus aplicaciones. Para ello se formó una comisión de trabajo, cuyo informe final titulado The Nature of Hypnosis (pdf) se encuentra en la web de la Sociedad Británica de Psicología, es de libre acceso y tiene permiso explícito de reproducción. Dicho informe establece que:

La Hipnosis es un tema válido para el estudio e investigación científicos, y es, además, una herramienta terapéutica de eficacia probada.

Podemos afirmar que en Occidente el primero en usar la hipnosis tal y como hoy la conocemos fue Franz Anton Mesmer, médico austríaco interesado en estudiar los efectos del magnetismo sobre los planetas y los seres vivos. En 1773 logró curar en Viena a una paciente que sufría convulsiones, aplicándole unos imanes en su vientre, lo cual le dio una importante notoriedad. Luego viajó hasta París, en aquel entonces el centro del mundo moderno, y allí continuó investigando los efectos de los imanes. Creó unas “cubetas sanadoras”, consistentes en unas varillas sumergidas en agua imantada, a las cuales los pacientes se amarraban. Pasados unos minutos de tensa expectación, Mesmer hacía entrada en la sala vestida con llamativas túnicas y, mediante histriónicos “pases magnéticos” – gestos efectuados sobre el paciente -, éste empezaba a convulsionar liberando todas sus tensiones.

Post Your Comment Here